¿ES IDÓNEA LA FORMACIÓN QUE RECIBEN LOS MIEMBROS ENCARGADOS DE LA SEGURIDAD