El crimen del enfermo mental (1ª parte)

Posted on Actualizado enn

El fenómeno de la violencia en la sociedad y en el enfermo mental está siendo  muy estudiado en la  actualidad. La violencia surge cada vez con mayor frecuencia en la vida cotidiana, siendo una de las principales causas de hospitalización del enfermo mental.   Parece claro que la mayoría de esas conductas se producen en la  interacción con el medio, en un contexto concreto. Importancia del contexto: si se acosa, se provoca o se violenta a un enfermo mental este reacciona.

En asesinos múltiples y sistemáticos se encuentra la triada: haber sufrido maltrato en la infancia, lesiones  cerebrales y enfermedad psiquiátrica

Últimos estudios afirman que uno de cada 20 crímenes violentos está asociado a enfermedad mental grave (Fazel 2006).

enfermedad-mental1

Hay  trastornos psíquicos que, estadísticamente, están más  relacionados  con  conductas delictivas. Estos son  los trastornos de personalidad (psicopatías) y los trastornos por abuso de alcohol y otras drogas. El alcoholismo combinado con trastorno de personalidad se encuentra en enfermos mentales reincidentes.  Otras enfermedades, como las psicosis y la esquizofrenia, aunque de manifestaciones clínicas más llamativas y aparatosas, son  menos criminógenas. Por cada delito que comete un psicótico se pueden anotar siete en los psicópatas (García Andrade).

Por lo general, en el delito del enfermo mental  no hay cómplices. Se ha dicho siempre que es un delito que carece de los beneficios o de la ganancia (económica, de venganza  etc.) que  tienen los  actos delictivos cometidos por sujetos sanos. Es un delito cuyo móvil y ganancia, si los tuviera, quedarían dentro del sistema psicológico peculiar del enfermo. El esquizofrénico que agrede o mata a un supuesto perseguidor, está defendiéndose de  lo que  para él  supone un  peligro, pero ha agredido a una persona a la que a lo mejor ni conocía siquiera. El delito es fruto de su mal, por lo que resulta un hecho incomprensible. No se explica por su  biografía, es un crimen que no tiene una historia comprensible. Generalmente es un acto impulsivo, no premeditado.

Como datos generales en la violencia del enfermo mental  se anotan  también el abandono del tratamiento y el fracaso de la comunidad para detectar, controlar o atender pacientes con síndromes delirantes y alucinatorios.

Un comentario sobre “El crimen del enfermo mental (1ª parte)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .