Un neurocientífico idea un sistema para saber quienes son más propensos a los robos

Posted on Actualizado enn

Hay personas que sufren más robos que otras y no es sólo por hábitos inseguros sino por la mayor o menor propensión a la distracción de cada uno. Es lo que mantiene Eduardo Gil, responsable de comunicación de la empresa de seguridad CCP y StopCarterismo. Estos factores les han llevado a realizar un estudio sobre el funcionamiento del cerebro humano para «analizarlo y aconsejar mejor a las víctimas potenciales del carterismo».

El Doctor Manuel Martín Loeches, neurocientífico, ha realizado este estudio en el que analiza qué sucede en la mente para que un carteristanos robe la cartera, el móvil o el bolso sin darnos cuenta.

Según explica el Dr. Martín-Loeches, «el cerebro humano siempre está atendiendo a algo, nunca ‘desconecta’, lo que ocurre es que hay veces que deja de atender lo que sería conveniente y se fija en otra cosa. Ese desvío de la atención es lo que comúnmente llamamos un despiste».

Un neurocientífico idea un sistema para saber quienes son más propensos a los robos

ABC.ES

Por ello, el Dr. Martín-Loeches ha centrado el experimento y la investigación en el factor ‘atención’. «Los carteristas se valen de esos despistes así que para averiguar quién es más o menos vulnerable a su actividad debemos analizar esa facultad del cerebro llamada atención».

Para diseñar «El Distractómetro», el doctor Martín-Loeches ha seleccionado siete variables que afectan significativamente a la atención, y completar ese Coeficiente de Robabilidad de cada persona. «El coeficiente es una cifra entre 1 y 10 que, de algún modo, nos indica si somos más o menos vulnerables o propensos a convertirnos en víctimas de un carterista», explican desde StopCarterismo, que ha habilitado una sección en la web para que la gente pueda hacer estas pruebas desde casa.

Entre las principales conclusiones del estudio, destacan que más de un tercio de madrileños (39%) y barceloneses (36%) han sufrido carterismo. Además tres cuartas partes se producen en la hostelería(28%. Bar, restaurante y hotel), transporte público (27%. Metro, bus y tren) y zonas comerciales (21%. Tiendas, centros comerciales o mercados. Por sexos, la mujer se distrae más en la hostelería y en zonas comerciales mientras que el hombre tiende más al despiste en puntos de interés turístico, fiestas populares y eventos deportivos.

Martin-Loeches recurre a la magia para explicar algunas técnicas que usan los carteristas para desviar la atención. «Los neurocientíficos llevamos algunos años investigando cómo los magos desvían la atención del espectador y existen técnicas que también suelen emplear los carteristas y que se pueden explicar a través de tres conceptos: el foco de la atención, la distracción mental y la atención conjunta».

La distracción es un arma de doble filo, según se explica en este informe de SotpCarterismo. Nuestro sistema cognitivo busca equilibrio entre la concentración y la distracción. La primera posibilita que nos centremos en tareas que requieren toda nuestra atención, bloqueando lo que nos rodea, y la segunda nos permite detectar, al mismo tiempo, cambios que pudieran afectar a nuestra seguridad. «No sería eficaz un sistema que bloqueara todo completamente sino un peligro. La capacidad de estar alerta inconscientemente es una ventaja pero también un inconveniente porque supone que nos podamos distraer con estímulos irrelevantes o que genere alguien interesadamente, como un carterista en este caso», advierte el Dr. Martín-Loeches.

Las 28 distracciones del carterista

El informe de StopCarterismo explica que hay muchísimos factores que distraen. Algunos externos, «como un sonido o una imagen», y otros internos, «como las preocupaciones, las alegrías, las fantasías, pero lo que más distrae es un estímulo que no esperamos, mucho más que uno muy potente».

De este modo, el informe destaca los 28 momentos y lugarescotidianos preferidos por los carteristas, donde aumenta nuestra vulnerabilidad y donde, por tanto, debemos elevar nuestros niveles de alerta. Por ejemplo, la curva o el frenazo en el transporte público, cuando leemos el periódico del de al lado, dentro del bar de copas, en un espectáculo callejero, en un paso de cebra, en la recepción del hotel, en el probador de una tienda, en la playa, al sacar una foto haciendoturismo, una pelea callejera, etc.

Desde CPP han elaborado también un listado con los nueve tipos de carteristas que existen. Así, se ha presentado al turista, víctima por excelencia, el anciano, el dormilón, el mirón, el cándido, el negligente, el ensimismado, el achispado y al presumido.

En cuanto al turista, objetivo prioritario de los carteritsas, el informe dedica especial atención. «Llevan dinero en efectivo, varias tarjetas bancarias, pasaportes que luego se revenden en el mercado negro, cámaras fotográficas, móviles de alta gama, no denuncia, y si lo hace no se presenta en el juicio». Además, desconoce el idioma, está relajado y va en grupo así que entre la estatuta, la mochila, el bolso, la cámara, el móvil o el guía, no hay nadie más distraíble que un turista.

 

Consejos para reducir el coeficiente de vulnerabilidad

Además de realizarejercicios de concentración o memorias, el informe de CPP incluye una docena de consejos para evitar ser víctima de un carterista:
1.Estate atento a lo que hay y ocurre a tu alrededor, no te muestres despistado o deambulando. Aparca los problemas y céntrate en el presente.
2.En situaciones llamativas o inesperadas, atiende a tus pertenencias, no sucumbas al morbo y sigue tu camino.
3.No mires, observa. Si crees que alguien te sigue, párate para comprobarlo. El carterista huirá.
4.No lleves la cartera en el bolsillo de atrás del pantalón ni el bolso o mochila mal cerrados o a la espalda.
5.Al sacar tu cámara, el móvil o la cartera de la mochila o el bolso, vuelve a cerrarlo mientras usas el dispositivo.
6.En una aglomeración o tapón, vigila especialmente, y en un choque accidental con otro, confirma que lleves todos tus objetos personales.
7.Si escuchas monedas caer al suelo, no te agaches. Si te avisan de un roto o una mancha, no hagas caso. Si alguien te ofrece ayuda para algo, desconfía.
8.En un bar, terraza o restaurante, no dejes nada en el respaldo de la silla, sobre la mesa o la mochila en el suelo.
9.Por la noche, evita que de marcha se te acerque demasiado un desconocido y pon especial cuidado al salir del bar.
10.De viaje, no le quites ojo a tus pertenencias en ningún momento y, al coger un taxi, que sea uno oficial, con el conductor autorizado y debidamente identificado.
11.En cajeros, que nadie merodee a tu alrededor y, al teclear tu clave, con discreción.
12.No hagas ostentación. Cadenas de oro, relojes, joyas o máquinas de fotografía bien guardadas.
—————–

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .