James Q. Wilson: La teoría de las ventanas rotas

Posted on Actualizado enn

La puesta en práctica de la “teoría de las ventanas rotas” provocó un importante descenso de la criminalidad en ciudades como Nueva York, Los Ángeles o Boston a finales del siglo XX.

Su autor, James Q. Wilson, transformó el funcionamiento de las fuerzas policiales de algunas ciudades del mundo en el que la actividad delictiva estaba fuera de control.

En 1982, publicó junto a George L. Kelling un artículo titulado Las ventanas rotas: la policía y la seguridad en los barrios. El artículo decía: “Una ventana rota que no se repara es una señal de que a nadie le preocupa lo que pase, por lo que romper más no cuesta nada”, “El vagabundo, el borracho a los que no se saca de la calle son la primera ventana rota”.

Inspirándose en estas teorías criminológicas, muchos departamentos de policía aplicaron una política de tolerancia cero con la idea de que, erradicando el gamberrismo y el descuido, los criminales de mayor entidad se verían privados del ambiente que les amparaba y les permitía adueñarse de barrios enteros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .