Llega el ojo que todo lo ve

Posted on Actualizado enn

Ya no es suficiente con ajustar los precios u ofrecer últimos modelos, las compañías de renting intentan competir vendiendo mayor calidad y más y mejores servicios para el usuario final, en este caso los conductores que utilizan ese vehículo de empresa. ¿Cómo? La tecnología se ha convertido en la mejor herramienta para diferenciarse del competidor. Así lo cree Cecilia Boned, consejera delegada de Arval, la empresa de renting del grupo BNP Paribas, máxime cuando “ahora estamos en un momento en el que las compañías son conscientes de que es difícil crecer abriendo nuevos mercados entre colectivos como pymes o autónomos, tradicionalmente ajenos en la cultura del alquiler, porque la incertidumbre económica frena la toma de decisiones a la hora de invertir”.

Las compañías de renting son las encargadas de gestionar todo lo relacionado con los vehículos que les han alquilado, posibilitando a las empresas cliente despreocuparse de la propia gestión de su flota, por eso es cada vez más necesaria una comunicación rápida y eficaz entre los vehículos y las compañía usuarias. Para estas es de vital importancia saber en cada momento el estado de la flota de vehículos, y en muchos casos ha sido la propia demanda de los clientes la que ha impulsado la generación de nuevos servicios.

En este escenario, ya plenamente asumido por el sector, “la tecnología hace posible que los operadores hayan pasado de reactivos a proactivos. Antes las compañías de renting reaccionaban al ‘he pinchado’, ‘he tenido un accidente’, pero ahora la tecnología permite detectar la necesidad del cliente antes que él mismo: conocer el comportamiento del conductor para ayudarle a cambiar sus hábitos al volante y hacer que reduzca consumos y siniestralidad; interconectar taller/usuario aprovechando la telemática embarcada en los vehículos para avisarle de que, por ejemplo, le toca cambiar el aceite o revisar los neumáticos”, resume Boned.

ALD Automotive, compañía de renting y gestión de flotas de vehículos del grupo Société Générale, cuenta con ProFleet2, un servicio de gestión telemática de vehículos que, según sus responsables, se aplica en más de 30 empresas de grandes flotas.

 

“Los usuarios pueden tener una visión global del uso real que se realiza de cada automóvil”

Se trata de una herramienta telemática que permite administrar, localizar y realizar un seguimiento exhaustivo, no solo de todos los coches de una flota de empresa, sino de cada uno de sus conductores de forma separada. Entre sus beneficios está, según sus promotores, reducir el combustible en un 20%, aumentar la productividad empresarial en más de un 15% y ahorrar en la siniestralidad al disminuir los accidentes y las infracciones de tráfico en los trayectos. Incluso se ha dado el caso de procurar mayor rapidez en la recuperación de vehículos robados.

“Estos programas aprovechan todas las posibilidades de internet y de la localización por GPS para ofrecer a los conductores nuevas fórmulas de gestión de flotas, además de información detallada e inmediata sobre gasolineras o talleres, consejos para ahorrar combustible o ayuda en caso de accidente o emergencias”, señala Antonio Cruz, director de operaciones de ALD Automotive.

Esta solución funciona gracias a un hardware que no es más que un pequeño dispositivo, similar al de las cajas negras, que se instala en el automóvil. Su misión es recoger todos los datos del coche gracias a un módulo de posicionamiento GPS y de un terminal GPRS (como el de un teléfono móvil), que cumplen la función de transmisores de datos a un programa informático en tiempo real.

Para la gestión de todo el flujo de datos, esta herramienta utiliza un programa de última generación que permite que la información se pueda consultar vía internet a través de cualquier dispositivo fijo o móvil. “Gracias a la utilización de esta herramienta, los clientes pueden tener una visión global del uso real que se realiza de cada coche, gestionar a todos los conductores, planificar los recursos, reducir costes y trabajo administrativo y aumentar la seguridad de sus empleados”, afirma Cruz.

 

“La tecnología permite detectar las necesidades del cliente antes que él mismo”

Este sistema ha llegado recientemente a España, pero lleva seis años de funcionamiento en Reino Unido, y es que la gestión telemática ha desembarcado en nuestro país hace poco, aunque en Europa es muy habitual y lleva tiempo implementándose.

En cualquier caso, según el Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) de Arval, el uso de soluciones telemáticas por parte de las empresas españolas ha crecido 12 puntos porcentuales con respecto al año pasado, de tal forma que el 19% de las pymes y el 23% de las grandes compañías ya tiene implementadas medidas de este tipo. En el caso de las pymes, se sirven de estas herramientas para monitorizar conductas al volante (45%), mejorar la seguridad de sus conductores (38%) y, en tercer lugar, reducir el consumo de combustible (36%). Las grandes empresas, por su parte, las utilizan sobre todo para el rastreo del coche (56%), en concreto para la optimización de rutas de técnicos y comerciales, y en la monitorización del uso del automóvil (39%) para controlar costes y la mejora de la seguridad de los conductores (38%).

http://cincodias.com/cincodias/2013/04/19/empresas/1366383363_625841.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.