Día: 03/04/2013

ASAJA trasladará a Gallardón la necesidad de endurecer el código penal para los robos en el campo

Posted on Actualizado enn

Tal y como ha señalado Pedro Barato en sus últimas intervenciones a lo largo de este mes de abril se producirá un encuentro entre el presidente estatal de ASAJA y el Ministro de Justicia para abordar la problemática de los robos en el campo. En este sentido desde ASAJA-Almería se le ha remitido a su responsable estatal un informe con la situación actual que se viene padeciendo en el campo almeriense con el fin de que traslade al titular de justicia la petición acordada en Junta Directiva de que se endurezcan las penas para aquellos que se dedican a robar en el campo.

ASAJA solicita que se planteen otras medidas que podrían ayudar a atajar este problema como la creación de un registro específico para quienes estén envueltos en estos delitos y así sancionar la reincidencia, o incluso un registro sobre la procedencia de la mercancía para evitar el “negocio” que se mueve alrededor de los robos en el campo. La vigilancia policial y los controles son por ahora el método más efectivo, pero necesitamos que se dé un paso más.

ASAJA trasladará a Gallardón la necesidad de endurecer el código penal para los robos en el campo

El objetivo de las medidas que persigue ASAJA es evitar la sensación de que robar sale “gratis”, apunta Francisco Vargas, y para ello es necesario la modificación del Código Penal de forma que también se tenga en cuenta la peculiaridad de los robos en el campo.

Actos vandálicos en explotaciones, robos de utensilios, animales y productos están en el día a día de muchos agricultores y ganaderos. En Almería, ASAJA estuvo reunida a principios de año con el Subdelegado del Gobierno para abordar la preocupación por este tema que se manifiesta de forma constante a lo largo de todo el año y que motiva que la propia sensación de impunidad existente lleve a los agricultores y ganaderos a no presentar denuncia alguna. “Hay agricultores que optan por no poner puertas para evitar destrozos en las fincas, esta situación no se puede tolerar”, señala Francisco Vargas presidente de ASAJA-Almería, “y es más como los propietarios se ven desbordados por la situación llegan incluso a ponerse en riesgo, vigilando de noche su propia explotación u organizando patrullas”.

La organización, que lleva mucho tiempo trabajando sobre esta problemática, ha valorado el trabajo que desempeñan los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, sin embargo, “si no va acompañado de sanciones económicas y penales elevadas no es suficiente y podemos encontrarnos con casos alarmantes de personas multireincidentes que salen a la calle sin mayores consecuencias”. Es necesario que a estas actuaciones policiales se le acompañe de la petición de los fiscales de las penas máximas por los delitos cometidos y por la aplicación de las mismas por parte de los responsables del Ministerio de Justicia, es decir, desde los propios jueces.

http://www.almeria24h.com/noticia.php?noticia=15967

Anuncios

La Policía Local de Granada estudia denunciar a un ciudadano que les grabó un vídeo “ilegal” que subió a Youtube. Granada

Posted on Actualizado enn

Dos agentes de la Policía Local de Granada están estudiando denunciar a un ciudadano que realizó un vídeo, que luego subió a Youtube, en el que aparecen mientras estaban trabajando. Los dos agentes se encontraban dentro de un vehículo camuflado equipado con un radar que detecta la velocidad de los vehículos, en la calle Euforia Piriz.

Según Mariano Valbuena, portavoz de la Policía Local, “este ciudadano pasó por la zona a una velocidad inadecuada, y tras esto, se dió la vuelta y grabó a la policía”. Alejandro, autor del vídeo, asegura que vio el coche de la Policía Local cuando iba en sentido contrario, por lo que no pudieron multarle. En la grabación se ve como Alejandro interpela a los agentes de la Policía Local, exigiendo su identificación y su número de placa. Un gesto que “puede ser ilegal o por lo menos es denunciable”, según el portavoz de la Policía Local, ya que los agentes de seguridad tienen la obligación de identificarse, pero la publicación del vídeo en internet puede ser ilegal al hacer pública la imagen de los agentes. Según Alejandro, grabó a los agentes “porque no se quisieron identificar”, algo que asegura que “es totalmente legal porque son personajes públicos”. En la grabación también se puede ver el número de matrícula del vehículo, lo que también podría ser denunciable.

La Policía Local de Granada estudia denunciar a un ciudadano que les grabó un vídeo 'ilegal' que subió a Youtube

Mariano Valbuena también ha querido aclarar que, al contrario de lo que se menciona en el vídeo, el vehículo se encontraba estacionado de forma legal, aunque estuviera aparcado en una isleta, ya que la Policía Local puede aparcar en esa zona. En la misma línea se pronuncia Sebastián Aguado, del Sindicato Independiente de Policía de Andalucía, al asegurar que “se puede aparcar al no existir peligro para nadie”. El autor del vídeo también critica que el radar tampoco se encuentre señalizado, aunque no existe la obligación de hacerlo, ya que se trata de un radar móvil y camuflado.

El portavoz de la Policía Local ha calificado la difusión de la grabación como un hecho “inadmisible”, ya que asegura que los agentes se encontraban trabajando “en beneficio de todos los ciudadanos, evitando accidentes y a petición de los vecinos de la zona”. Al parecer, no es la primera vez que varios vecinos se quejan a la Policía Local de la velocidad a la que circulan muchos vehículos por la zona.

http://www.ideal.es/granada/20130403/local/granada/policia-local-granada-youtube-201304030013.html

Morir y no dormir: infancia y violencia de género

Posted on Actualizado enn

Mi particular artículo para los que están trabajando de noche o nos siguen desde otro lugar del mundo en distinta franja horaria.

Una reflexión sobre la violencia de género y el último hecho ocurrido en la localidad malagueña de Campillos.

———————————–

Esta entrada ha sido escrita por nuestra colaboradora habitual Yolanda Román, experta en derechos humanos y derechos de infancia. Trabaja en Save the Children.

Son las 2 de la mañana del 2 abril. Hoy ya no es 1 de abril, así que la noticia ya ha pasado. Es una noticia de ayer y seguramente hoy ya no se hablará de ello, de ella.

Pero yo no consigo dormir. Pienso en la niña, en esa niña presuntamente asesinada por su padre en Campillos (Málaga)Presuntamente asesinada por su padre maltratador.

No puedo dormir porque en realidad no pienso en ella, pienso en otras niñas y otros niños cuyos nombres sí conozco. Conozco sus historias, que llenan carpetas que esperan una respuesta encima de mi mesa del despacho. Pienso que cualquier día les puede pasar lo mismo que a esa niña de Málaga y no puedo dormir.

Conozco sus nombres y conozco a sus madres y esta noche me invade un sentimiento de culpa. ¿Y si no estoy haciendo lo suficiente por ayudarles? ¿Y si algo les pasara? Si algo les pasara yo no podría perdonármelo. Tal vez si hubiese insistido más, si hubiese vuelto a escribir a Fiscalía, si hubiese llamado a otra Dirección General, si hubiese sido más convincente, si nuestros informes fueran mejores.

Conozco sus nombres y no me lo perdonaría. Y no se me ocurre más que repetirme, porque la denuncia es la misma. Desde hace tiempo es la misma. Lo diré de nuevo con las palabras que ya utilicé aquí hace seis meses: una de las peores realidades de violencia y desprotección que afecta a cientos de miles de niños en España es la violencia de género. El maltrato ejercido contra sus madres tiene un impacto devastador en los niños, aunque no sean ellos quienes reciban los golpes, los insultos o las humillaciones. Un niño que crece en un hogar con violencia de género es un niño maltratado que necesita protección. En el mejor de los casos, crece con miedo, acurrucado en su cama mientras escucha los gritos detrás de la puerta. En el peor de los casos, muere. Así: muere. Del verbo morir. Como la niña de Málaga.

TengoDerecho-1

Ilustración: Íñigo Navarro Dávila

Son las dos de la mañana y no puedo dormir. Me pregunto si yo podría hacer algo más y me pregunto si el juez que decidió el régimen de visitas en el caso de Campillos estará durmiendo esta noche y si aquel diputado que trivializó con la violencia de género estará durmiendo esta noche.

¿Podrán dormir?

Me repito, lo sé, no saben cuánto me repito. Aquí y en los despachos, tratando de concienciar a legisladores, funcionarios y operadores jurídicos, para que adopten las medidas necesarias para proteger a los niños y a las niñas. Que adopten las medidas necesarias para protegerles, sin dogmatismos, sin prejuicios, sin ponerse en el bando de las madres ni en el bando de los padres, sino poniéndose del lado de los niños. Por encima de cualquier otra consideración, siempre y sólo del lado de los niños.

¿Podrán dormir ellos, legisladores, funcionarios, abogados, jueces y fiscales?

Los poderes públicos tienen la obligación de velar con celo y la debida diligencia por el bienestar de los niños y las niñas, garantizando su protección  frente a cualquier tipo de violencia, por encima de cualquier otra consideración. En demasiadas ocasiones las decisiones judiciales relativas a la custodia de los hijos o al régimen de visitas no valoran suficientemente el riesgo para los niños ni sus necesidades de protección.

Y es que por mucho que lo repitamos, y a pesar de algunos avances, todavía no se ha entendido que en la violencia de género no hay una sola víctima.

En la violencia de género no hay una sola víctima.

http://blogs.elpais.com/3500-millones/2013/04/morir-y-no-dormir-infancia-y-violencia-de-genero.html

Hazlo porque somos amigos

Posted on Actualizado enn

Hoy arranco con fuerza. Los amigos son una parte muy importante de nuestras vidas, y entre ellos podemos encontrarnos, por supuesto, a nuestros familiares. Familia y amigos forman nuestras vidas y les dan sentido la mayoría de las veces. Por eso debemos ser los primeros en tener un gran interés porque hagan lo correcto, porque no corran riesgos innecesarios ni se pongan en peligro, ellos mismos primer, y a los demás.

No escribas mientras conduces

Sobre esto versa una interesante campaña de publicidad que ha realizado Volkswagen, en la que lo más importante es que se resalta el papel de nuestra propia presión social sobre nuestros amigos y familiares. Porque nosotros no podemos dejar de sentir la lealtad suficiente por ellos como para decirles “no escribas mensajes mientras conduces”, “no bebas si vas a conducir”, y tantos otros mensajes.

No escribas mientras conduces. Hazlo porque somos amigos

Esta frase debería bastar para que alguien a quien apreciamos olvide ese impulso de coger el móvil y chequear las redes sociales, las notificaciones, o enviar un email “urgente”. Y digo “debería” porque muchas veces no es suficiente. Uno controla, el otro no le da importancia, el otro se enfada contigo, te dicen que te metas en tus asuntos, o te dedican una sonrisa condescendiente que significa que les ha salido por el oído contrario al que se lo estás pidiendo.

La realidad es que escribir en nuestros móviles mientras conducimos es muy peligroso porque implica desviar la concentración del foco que debe tener: conducir. Ya discutimos cómo lo comparan con los efectos de duplicar la alcoholemia permitida, con todos los pros y contras de esa comparación. Sin embargo coincidimos en que es algo muy peligroso, es igual que tratar de tener una conversación coherente al teléfono mientras navegamos por Internet (probad y me decís).

El anuncio del que hablaba más arriba es este:

Volkswagen

En él se insinúa que es mucho más fácil perder amigos de lo que lo es ganarlos, y en el contexto de Facebook es totalmente cierto. Se pueden perder amigos cuando alguien rompe relaciones, pero en caso de fallecimiento, el procedimiento es bastante complejo. Pero lo mejor del anuncio, y me refiero a que da en una tecla muy sensible, es el doble sentido: es muy duro perder a un amigo, físicamente. Es algo que no se olvida, y mucho menos si pudimos haberlo evitado con nuestra insistencia.

Es mejor, mil veces, romper relaciones por culpa de nuestra vehemencia, que perder a la persona en un accidente de tráfico. Cualquiera de nosotros preferiría enfadarse con nuestro hermano, nuestro amigo, nuestra mujer, antes que dejarles hacer una locura, ¿verdad? Pues ese mismo sentimiento de responsabilidad para con ellos debe estar presente cuando vemos cómo consultan el móvil en movimiento, igual que si ajustan los retrovisores, manipulan el GPS o se beben una copa de 103 antes de partir.

He leído comentarios al respecto de que no es una campaña demasiado brillante, o de que esto y lo otro (desviando un poco la importancia real del asunto). Desde mi punto de vista, brillante es poco: es más necesaria de lo que pensamos. Necesitamos un nuevo “si bebes, no conduzcas” traducido para el uso de los smartphone en carretera o ciudad (conduciendo, en una palabra), y lo necesitamos ya.

http://www.circulaseguro.com/conductor-y-ocupantes/hazlo-porque-somos-amigos